Peregrino a Finisterre

Caminosofía

Para mi el Camino de Santiago es una potente alegoría de la vida. Una compleja representación simbólica de la existencia humana. Por ello, es fácil establecer paralelismos entre situaciones del Camino con las de la vida cotidiana y viceversa, estableciéndose un juego de metáforas recurrentes entre ambos espacios. Reconozco que en ocasiones uso la alegoría del Camino como esquema para simplificar situaciones complejas o confusas de la vida cotidiana que intento encauzar, trasladando mi situación personal de la vida real a su equivalente en la vida del Camino. No deja de ser un juego de metáforas y paralelismos que me ayuda a esquematizar, simplificar y tomar decisiones. Me ayuda a mirar la realidad desde un punto de vista distinto. Ya sé que esto suena muy raro y parece una tontería, pero a mi me sirve y con eso me basta; y a este juego de translación y espejos es a lo que yo llamo Caminosofía.

...



Usamos cookies de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y obtener estadísticas anónimas. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más información